martes, 24 de enero de 2017

Surgimiento del barrismo en México

En México siempre se vivió un ambiente colorido y muy familiar, pero en ocasiones frío en los estadios de fútbol. Se llenaban de banderas, cornetas y matracas, existían numerosas porras familiares, se vitoreaba cada "buena" jugada y esporádicamente se escuchaba alguna porra de aliento para el equipo. 


En 1996 el Pachuca contrató, por medio de Andres Fassi, a un grupo de barras argentinos, expertos en el tema, para que naciera la primer Barra en México, La Ultra Tuza. Ellos fueron quienes trajeron ese colorido que tanto se anhelaba en canchas mexicanas, las banderas, los trapos y el papel picado causaron furor y no tardó mucho en ser imitado por otros grupos formados en otros equipos. Hizo su aparición el 26 de Enero de 1996 en un partido de Copa entre el Pachuca y el América en el Estadio Hidalgo.

Posteriormente nace La Rebel en 1998 del Club UNAM, una de las más numerosa del país y con una existencia de casi 14 años, creada para innovar en la forma de animar en la tribuna universitaria, al mismo tiempo nace la Barra Rojiblanca de las Chivas del Guadalajara que posteriormente cambiaría su nombre a Legión 1908.

También en el norte en ese mismo año comienzan a aparecer barras, una de las más grandes, La Adicción que alienta a Club Monterrey comenzó a tener eventos de violencia junto con su contra parte los Libres y Lokos que apoyan a los Tigres, La afición de Tigres tiene el mote de ser "la mejor afición de México"

En 1999, nace la Monumental, la barra creada por el presidente del Club América, Javier Pérez Teuffer por la necesidad de acercar el club a la gente, ya que los noventa no fueron nada productivos para el cuadro de Coapa y la gente se alejada de la tribuna americanista, la barra tuvo éxito y pasó de nacer con 25 jóvenes a tener cerca de siete mil almas en el graderío y a tener fuertes enfrentamientos con La Rebel de la UNAM, La Legion 1908 del Guadalajara y años despues con La Sangre Azul del Cruz Azul.

Ese mismo año comenzarían a nacer más barras para distintos equipos como el Comando Rojiblanco del Club Necaxa quienes salen de la porra oficial del equipo, teniendo el apoyo de la directiva.


El barrismo en México trajo color y algo "diferente" para el fútbol mexicano, dejo atrás la frialdad en algunos estadios del país, sin embargo, también nos privo de cosas buenas que habían en el pasado, ya que debido a problemas relacionados a las barras, se han prohibido en prácticamente todos los estadios, el acceso con banderas (ya que no dejan meter palos) y así perdernos imágenes de estadios repletos que sin duda daban un gran color. 

El barrismo en México, para la opinión de su servidor, se ha visto estancado en los últimos años, algunos han tratado de innovar, sin embargo la FMF y en algunas ocasiones hasta los propios clubes, han apaciguado estos brotes de color y medios de apoyo. Por lo cual, el crecimiento y la necesidad de diferenciación para separarse de la copia que generó en un principio a las barras mexicanas ha sido mínima y no se ha podido conseguir un distintivo nacional en este ámbito. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada